1 de junio de 2012

Cinco servicios para enviar grandes archivos de forma cómoda

Cinco servicios para compartir grandes archivos 

Wetransfer nos permite subir archivos de hasta 2 GB y no necesita registro. Está disponible también en español, lo que puede ser un plus, si la persona a la que debemos enviar el archivo no está familiarizado con el inglés y puede que le cueste saber dónde tiene que enlazar o seguir las instrucciones para descargarse el archivo de otros servicio

Large document es un servicio que se encuentra todavía en fase beta. Permite subir archivos de hasta 2 GB si tu equipo funciona con sistema operativo de 32 bits y hasta 8 GB si lo hace a 64 bits. No necesita registro previo y una vez subido el archivo nos genera un enlace para compartir que estará disponible durante dos semanas. Podemos utilizarlo conjuntamente con Gmail gracias a Labs y también está disponible en Android.

FileDropper nos facilita compartir archivos de hasta 5 GB sin necesidad de registro. Basta con subir los archivos al servicio para que nos genere el enlace para poder compartirlo. Dispone de versiones de pago que nos permiten subir archivos de hasta 50 y 250 GB dependiendo de la opción elegida. Los archivos se mantienen en el servicio hasta que pasen 30 días consecutivos sin que nadie haya descargado los mismos.

DropSend nos permite enviar archivos de hasta 2 GB en su plan gratuito con un límite de cinco envíos por mes. Incorpora la posibilidad de cifrado AES-256 bit y dispone de clientes de escritorio para Windows y Mac, complementos para Outlook y una aplicación para iPhone. Está más orientado hacia el mundo de la empresa que para el usuario general.

FileTea es un servicio muy interesante puesto que no tiene límite de tamaño de archivos. Simplemente lo que hace es facilitar la comunicación entre el equipo que va a transferir los archivos y el receptor. Además basta con arrastrar y soltar los archivos en su interfaz para empezar a compartirlos, puesto que en este momento ya nos genera un enlace al archivo para enviar a aquellos con los que queremos compartir los archivos.

     

    Carpetas compartidas en discos duros virtuales

    Aunque las velocidades de descarga que tienen, en la mayoría de los casos son más lentas que los servicios específicos para el envío de grandes archivos, estos son tres de los mas popuilares.

    Dropbox nos permite subir archivos de cualquier tamaño. El límite lo pone el espacio que tengamos en red, de serie en la cuenta gratuita 2 GB. Podemos compartir carpetas, ya sea de forma pública o privada, y también crear enlaces directamente a archivos, independientemente de que estén en estas carpetas o no.

    Google Drive nos ofrece similares características a Dropbox. Quizás el aspecto que más destacaría es la flexibilidad a la hora de compartir los archivos que hemos subido a la red. Las posibilidades son muy grandes y fáciles de utilizar, además en el caso de documentos editables podemos establecer un sistema de permisos para que los puedan modificar, o sólo consultar, entre otras opciones.

    SkyDrive es similar al los dos casos anteriores. Reúne toda la flexibilidad de Google Drive pero tiene un límite en el tamaño de archivos de 2 GB, por lo que nos se aprovecha tanto su mayor capacidad de almacenamiento, 25 GB para los usuarios más veteranos y 7 para el resto. Una característica que tiene es la posibilidad de incrustar una carpeta o un documento en una página, lo que nos puede ser muy útil en determinadas ocasiones.

    Fuente: GENBETA